Prueba de Esfuerzo

 

 

 

 

La ergometría o prueba de esfuerzo

 

Es otra prueba diagnóstica y valorativa fundamental en Cardiología. Se realiza el esfuerzo andando sobre una cinta rodante, con incrementos progresivos de la pendiente y velocidad del tapiz, en cada estadío de la prueba, monitorizando la presión arterial y frecuencia cardiaca, auscultación cardiopulmonar y electrocardiograma. Tiene tres importantes objetivos a) Diagnóstico de lesiones de las arterias coronarias, mediante reconocimiento de cambios clínicos y electrocardiográficos acaecidos durante el esfuerzo b) Valoración funcional del corazón, con el cálculo de la capacidad funcional, respuesta de la presión arterial y frecuencia cardiaca con el esfuerzo y detección de arritmias con la actividad física. Ayuda a identificar a personas con riesgo cardiovascular para practicar ejercicios físicos ó actividades deportivas y al contrario, las que pueden realizarlas sin riesgo, especialmente cuando previamente se ha llevado una vida sedentaria previa y completar el estudio del estado funcional real del corazón en las distintas patologías cardiovasculares c) Valoración pronóstica del riesgo vital del paciente con cardiopatía así como la respuesta que vamos obteniendo con los tratamientos aplicados.